DIA 25 – Kyoto – Arashiyama

Un nuevo día de excursión, y es que el viaje está llegando a su fin y nos resistimos a irnos de Japón sin visitar el bosque de bambú de Arashiyama. Se encuentra a las afueras de Kyoto y se llega fácilmente en tren gracias a las líneas JR. En nuestro caso el punto de partida es Nagoya, nuestra base de operaciones, y el trayecto dura poco más de 1 hora con algún transbordo.

Aunque el principal punto turístico de la zona, al menos para nosotros, es el bosque de bambú, en la zona se pueden visitar varios templos y otras atracciones que merecen la pena sin lugar a dudas, así que una excursión de día entero es lo mínimo que le podemos dedicar a visitar la zona.

Nuestra primera parada fue el templo Tenryu ji, un templo budista con un jardín zen espectacular, y que como no podía ser de otra manera también es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Aquí tuvimos una pequeña metedura de pata, y es que existen dos tipos de entrada para visitar el templo. Nosotros cogimos la sencilla, y sin darnos cuenta nos subimos a una especie de paseo elevado por el que iban muchos turistas. Para ello nos descalzamos y dejamos nuestras cosas en una zona apartada. Pero al poco rato nos dimos cuenta de que una señora parecía buscar a los dueños de los zapatos que no debían de estar en el lugar donde debían, y es que nos habíamos “colado” en el recinto por el que no habíamos pagado. Menos mal que Jun se acercó a hablar con ella, nos acercamos hasta la entrada  a pagar la otra parte de la entrada y seguimos con la visita! Jeje!

Japón_día25-1

Tenryu ji

De aquí fuimos directos al bosque de bambú. Tengo que decir que nos gustó mucho pero a la vez nos decepcionó un poco. Y es que yo me esperaba pasear por un enorme bosque de bambú, y me encontré paseando junto a otros muchos turistas por una carretera que cruzaba el bosque :( A pesar de la decepción inicial disfrutamos del bosque y sacamos un montón de fotos intentando evitar al resto de turistas, y lo conseguimos!

Japón_día25-2

Bosque de Bambú de Arashiyama

Japón_día25-3

Bosque de Bambú de Arashiyama (si, estamos teteando)

No me he solido parar a hablar de los lugares donde comíamos, pero este merece una mención, y es que buscábamos algo tradicional y la cagamos! No os puedo describir muy bien qué era lo que comimos, o por lo menos intentamos comer, porque no tengo ni idea de lo que era. Solo sé que llevaba tofu en todas sus formas imaginables, que no sabía yo que fueran tantas 😉

Japón_día25-4

Menú tradicional poco acertado

Y con la tripa medio llena cruzamos el puente Togetsukyo, precioso puente de madera que cruza el río Hozu hacia las colinas de Arashiyama. Al otro lado del rio se encuentra el Iwatayama Monkey Park, reserva de monos salvajes que merece la pena visitar si vas con niños. El ascenso hasta la zona donde se encuentran los monos dura unos 20 minutos, y no os voy a engañar, el calor y la pendiente no lo ponen fácil. Arriba puedes comprar piezas de fruta con las que alimentar a los monos, pero solo lo puedes hacer desde dentro de una especie de jaula. Y es que los monos son un poco brutos y si tienen hambre intentan quitarte todo lo que llevas! Las vistas desde arriba son increíbles.

Japón_día25-5

Iwatayama Monkey Park

Japón_día25-6

Iwatayama Monkey Park

Japón_día25-7

Vistas desde Iwatayama Monkey Park

Japón_día25-8

Foto de grupo en Iwatayama Monkey Park

Japón_día25-9

Que monos!!!!

Para volver a Kyoto no nos queda más remedio que coger 2 trenes, un viaje un poco largo para lo cerca que estamos! Paseamos un rato por las calles Pontocho y shijo-dori, con la intención de hacer alguna compra, pero estamos tan cansados que al final decidimos ir a la estación de tren y volver pronto a Nagoya.

Y ya en la estación haciendo tiempo hasta coger nuestro tren la patita nos sorprendió con esta ocurrencia! Y es que ya llevaba casi un mes viendo como los japoneses rezan en los templos después de echar unas monedas, y mientras ella jugaba con unos yenes se puso a imitarles! Imaginaros lo que nos pudimos reír con este momentazo!

 

Y fin de nuestra ultima excursión! Con mucha pena nos toca volver a Nagoya a hacer las maletas, y es que el viaje esta llegando a su fin :(

Leave a Reply