DIA 21 – Kanazawa II

Amanecemos en Kanazawa y oh, horror! Llueve a mares y no tiene pinta de parar!!!

Dejamos las maletas hechas en la recepción de nuestro ryokan y salimos a la calle, no nos queda otra. Nuestra anfitriona muy amablemente nos presta unos paraguas grandes, y es que cuando nos ha visto salir con los paraguas plegables a la pobre le ha dado la risa, y no me extraña!

Nos vamos directos a un Starbucks que fichamos el día anterior para desayunar tranquilos, y cruzar los dedos por si tenemos suerte y para de llover, que ilusos! En la mesa de al lado hay unos hombres de negocios tomando café, uno de ellos americano y el otro japonés. El americano repite constantemente “oh yes” y a la patita, que no se le escapa una, no se le ocurre otra cosa que empezar a repetir “oh yes” imitándole! Jiji!

Viendo que no va a parar de llover decidimos coger el bus y bajarnos en la parada más cercana al 21st Century Museum  de arte contemporáneo de Kanazawa. Lo habíamos visto desde el bus el día anterior y tenía buena pinta, pero sobre todo era un plan para hacer a cubierto, la mejor opción para un día de lluvia 😉

Japón_día21-1

Exterior del 21st Century Museum

Pasamos allí buena parte de la mañana visitando las zonas gratuitas. La patita se lo pasó en grande corriendo por los pasillos, y hasta encontró a un pequeñajo japonés de su edad con el que compartir carreras! Pero no podíamos pasar el día entero allí metidos, así que nos hicimos los valientes y nos acercamos a visitar el jardín Kenroku-en, que originalmente era el jardín exterior del Castillo de Kanazawa.

japon_dia21-4

21st Century Museum

Dimos un paseo bajo la lluvia con los pies calados, disfrutando de las vistas todo lo que permitía la situación que no tenía pinta d mejorar! Paseamos en torno al lago, visitamos la casa de té, y sacamos fotos con los arboles de ramas retorcidas. Increíble ver la buena mano que tienen los japoneses con las plantas, y es que no me digáis que no impresiona ver como sujetan cada rama del árbol con esas maderas, no quiero ni pensar cuanto puede llegar a pesar!

Japón_día21-2

Kenroku-en

Japón_día21-3

Kenroku-en

Después de la visita decidimos dividirnos, era imposible seguir visitando Kanazawa bajo la tormenta! Así que a pesar de lo arriesgado de separarnos (con papá pato sin móvil), nosotras nos cogimos el bus LL hasta la estacion de tren (200 yenes) y papá pato se fue al ryokan a por nuestra maletas, atravesando los jardines del castillo, para juntarnos de nuevo en la estación. La patita se quedó dormida en la mochila ya en el bus, y después me tocó hacer tiempo paseando por el centro comercial de la estación hasta la llegada de papá pato. Comimos en la estación y cogimos el tren bala que nos llevaría de vuelta a Nagoya para reunirnos de nuevo con Jun.

japon_dia21-5

De siesta en nuestra boba

Y allí estaba el esperándonos, como no, y además con buenas noticias porque nos habían cambiado a un hotel más chulo, nuevamente cerca de la estación (todo cortesía de su empresa)  😛 

Cenamos en un restaurante Koreano y nos pusimos al día con algunas noticias que no nos gustaron mucho, y es que había alerta por tifón para el día siguiente!

Leave a Reply