DIA 17 – Kyoto – Kiyomizu-dera – Kodai-ji

Nuevo día de excursión a Kyoto. Shinkansen de Nagoya a Kyoto y all day city bus card (500 yen) para ir directos a Kiyomizu-dera que en japonés significa templo del agua pura. Engloba una serie de templos budistas y el conjunto forma parte de los monumentos históricos de la antigua Kyoto, y como no, son parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

El edifico principal de Kiyomizu-dera impresiona por su estructura, ya que sobresale de la colina y se sostiene por cientos de pilares. Ofrece unas vistas impresionantes de la ciudad de Kyoto.

Otra atracción curiosa de esta serie de templos son las “piedras del amor” situadas en el santuario Jishu-jinja dedicado un dios de amor, Okuninushino-Mikoto. Estas dos piedras están situadas a 6 metros la una de la otra y se dice que quien consiga caminar de una a otra con los ojos cerrados encontrará el amor. Si alguien te ayuda con indicaciones para encontrar la piedra también necesitarás ayuda de alguien para encontrar el amor, jeje. Como veis en la foto yo lo probé y conseguí llegar de una piedra a otra con un poco de ayuda 😉

Japón_día17-1

Piedras del amor en Jishu-jinja

Japón_día17-2

Kiyomizu-dera

Japón_día17-3

Kiyomizu-dera

Aquí comimos nuestro primer helado de hielo con sirope de fresa, que no es más que hielo picado con sirope del sabor que elijas por encima, pero os prometo que está muy rico y refresca.

japon_dia17-7

Heladito de hielo con sirope

Tras la visita a Kiyomizu-dera nos acercamos dando un paseo hasta otro nuevo templo, Kodai-ji. Decidimos ir andando porque la distancia no es muy larga y nos apetece callejear por Kyoto. Recorrimos las calles Sannen-zaka y Ninen-zaka, con casa antiguas de madera muy bonitas. Comimos en un restaurante de lo más elegante en Ninen-zaka, dos sets especiales con un montón de platos. Estaba todo riquísimo, pero casi nos morimos de la vergüenza con el ataque de risa que nos dio ver comer a un señor de la mesa de al lado. Y es que el señor en cuestión rondaría los 80 años, y sorbía fideos como si no hubiera un mañana! Que escándalo! Yo intenté comerlos así y casi me ahogo!

japon_dia17-8

Super combo japonés

Despues de comer paseamos por la que dicen que es la calle más bonita de Kyoto, Ishibei-koji al principio d Nene-no-michi. Nuestra intención era llegar a Kodai-ji, pero sin saber cómo aparecimos en Yasaka-jinja, templo que ya habíamos visitado. Pero gracias a perdernos nos cruzamos con dos geishas, o dos chicas disfrazadas de geisha por como se comportaban, y nos sacamos alguna foto con ellas. Dudamos que fuesen geishas porque siempre dicen que estas suelen andar más escondidas, y no suelen dejar que los turistas se saquen fotos con ellas. Estas en cambio estaban encantadas de posar con nosotras!

japon_dia17-9

¿Gheisas en Gion?

Por fin llegamos a Kodai-ji temple. Este templo tiene unos jardines Zen increíbles que merece la pena visitar.

Japón_día17-6

Kodai-ji

Japón_día17-4

Kodai-ji

Además del jardín zen también podemos encontrar un pequeño bosque de bambú. 

Japón_día17-5

Bosque de bambú en Kodai-ji

Al salir visitamos el ryozan kannon, un pequeño memorial de la guerra con una estatua gigante de kannon como indica el nombre del lugar. Cogimos un bus para ir hasta Nishiki food market, pero por la hora la mayoría de tiendas estaban ya cerradas o a punto de hacerlo.

japon_dia17-10

Estatua de kannon en Kyoto

Vuelta a la estación de JR en bus y rumbo a Nagoya, donde volvimos a cenar el restaurante italiano de la noche anterior, y es que ya no estábamos para pensar mucho!

Leave a Reply