DIA 13 – De Hakone a Kyoto

Amanecemos en Hakone y como os conté en la entrada anterior nos libramos de las maletas, para viajar los próximos 3 días con lo justo en la mochila.

Nuestro Fuji Hakone pass ya estaba caducado, ya lo habíamos usado 3 días, y ese día activaríamos nuestros JR pass para el resto del viaje, pero para llegar hasta la estación de tren teníamos que coger un bus… y nos la jugamos! Como el Fuji Hakone pass no era más que una cartulina con la fecha que había que enseñar al conductor al entrar, entramos medio tapando la fecha, enseñándolo rápido y coló, jeje! Olvidar que os he contado esto  😉

Por fin llegamos a la estación de tren de Odawara, donde cogeríamos nuestro primer tren bala hasta Kyoto, que nervios! Con el JR pass (click si quieres leer más sobre el JR pass) no es necesario reservar asiento, pero es aconsejable hacerlo en rutas de tren turísticas, y posiblemente la linea Odawara-Kyoto sea de las más visitadas! Pero llegamos a la estación con el tiempo justo y no pudimos reservar, así que nos tocó ponernos a la cola junto con otros muchos turistas y cruzar los dedos para tener asiento, porque hacer el trayecto de pie no era una buena opción! Y lo conseguimos, menos mal!

El viaje en tren fueron unas 2 horas, y os aseguro que viajar en un tren bala impresiona. La primera vez que vimos pasar uno en la estación pegamos un buen salto del susto, porque la velocidad a la que pasan por la estación cuando no tienen parada impresiona, así que en ruta fuera de la estación es increíble, aunque viajando dentro no eres consciente de la velocidad.

Por fin llegamos a Kyoto, y después de hacernos con un mapa nos fuimos andando hasta nuestro hotel el Kyoto Rich Hotel (click para leer más sobre nuestros alojamientos), a pleno sol y casi casi quedándonos pegados al asfalto! De camino al hotel vimos de pasada el templo Higashi Hongan-ji, pero no paramos porque estabas cansados y muertos de calor.

Dejamos las cosas en el hotel y nos preparamos para patear Kyoto, pero relajados porque esta parada era más técnica que turística, y es que irnos del tirón hasta Hiroshima nos parecía demasiado, y por eso decidimos hacer una noche en Kyoto antes de seguir.

Callejeamos por Gion y visitamos la zona de templos donde se encuentra el Kennin-ji, pero por la hora que era ya estaban cerrando todos los templos y tan solo pudimos pasear entre las construcciones.

Japón_día13-1

Kennin-ji

De aquí continuamos nuestro paseo hasta Hanamikoji-dori, la famosa calle de las Geishas en el barrio de Gion. Aunque verlas es bastante complicado la calle en si es muy bonita con sus tradicionales casas de madera. Suelen decir que la mejor hora para verlas es a partir de las 17:00 y que las calles perpendiculares a Hanamikoji son mejores porque es donde se encuentran los okija o casa de geishas y maikos. Y si en alguna esquina vemos a algún fotógrafo con una buena cámara merece la pena esperar, porque casi seguro que aparecerá alguna geisha o maiko de un momento a otro.

Japón_día13-2

Hanamikoji-dori o calle de las geishas

Recorrimos la calle entera hasta llegar a Shijo dori, una de las principales calles de Kyoto donde se encuentran las tiendas más turísticas y comerciales de la ciudad. Es fácil reconocerla por su tráfico. Girando a la derecha se llega a la entrada del parque Maruyama, donde nos encontraremos con los templos Eki shrine, Yasaka shrine, Akuoji shrine y Hamono shrine. Un paseo por el parque a la sombra de los arboles es más que agradable para escapar un poco del calor sofocante.

japon_dia13-4 japon_dia13-5 japon_dia13-6

Nada más empezó a anochecer fuimos de nuevo pasean al barrio de Gion, para volver a probar suerte con las geishas. Y paseando por la calle Shimbasi, una de las más bonitas de Kyoto, oh sorpresa! Esta Geisha si que tenía pinta de auténtica, así que no pudimos evitar hacerle un robado para quedárnoslo de recuerdo y como prueba de que la habíamos visto 😉

Japón_día13-3

Geisha cenando en un local

japon_dia13-7

Paseando por Gion

De camino al hotel nos cruzamos con una maiko pero no nos dio tiempo a sacar la cámara :(

Vuelta al hotel y a descansar! Intentamos buscar un restaurante donde cenar de camino, pero todos los que nos gustaban eran muy caros, así que terminamos comprando algo en un supermercado (7 eleven) para comerlo en el hotel a lo cutre, jeje.

Leave a Reply